Llenos de vida (full of Life)

LifeSevilla20180510

Varias mañanas al cabo de la semana recorro casi sin darme cuenta, un proyecto Life (de esos financiados con fondos de la Unión Europea para el desarrollo de iniciativas de sostenibilidad en los países miembros), cuando me desplazo en coche entre Alcalá de Guadaira y Coria del Río: unos kilómetros de carretera experimental en los que se prueba un tipo de mezcla bituminosa con capacidad para reducir el ruido generado por los vehículos al transitar.

Ya que sufro y contribuyo activamente a la locura del tráfico rodado en horas punta, al menos que se reduzca el ruido que producen nuestros coches es muy de agradecer para todas. Y este proyecto, que seguramente es invisible para la mayor parte de quienes circulan por allí, existe gracias a la iniciativa de empresas y administraciones públicas, personas en definitiva, que procuran alcanzar sus sueños de mejora ambiental.

Jornada Informativa Life (Sevilla, 10 de mayo)

Ayer asistí a una jornada informativa sobre el instrumento financiero Life, de la que me he traído varios aprendizajes para la gestión de proyectos (Life o de cualquier tipo), algunas esperanzas e incluso varias risas que siempre son de agradecer (tanto más cuanto más árido sea el tema de conversación) (memorable y entrañable el momento en que se nos dice: “vamos con retraso, lo cual estaba previsto pero no estaba previsto el retraso más allá de lo previsto…”, y al menos a mí las partes contratantes se me vinieron a la cabeza y las risas del auditorio junto a la del propio orador fueron complices, refrescantes y benignas).

Calidad y pertinencia

Está claro que se trata de un instrumento exigente en cuanto a la calidad y detalle de las actuaciones candidatas a financiación. Esto nos lleva a aplicar meticulosidad, rigurosidad, pertinencia y coherencia en el abordaje de los problemas ambientales que se pretenden financiar por esta vía.

Y en esto parece que España es líder, en cuanto a cantidad de proyectos financiados. La otra cara de la moneda es saber que otros países (que pueden ser modelos en ciertos aspectos para nosotras) tienen instrumentos financieros propios para la sostenibilidad, por tanto demandan menos fondos Life que España. También en esto tenemos bastante que andar todavía.

El rol de las empresas en Life

Me agrada ver que las administraciones (de distinto nivel) demandan la presencia de empresas como promotoras o socias de proyectos de sostenibilidad, en su amplia tipología. Sin embargo estábamos escasamente representadas (especialmente entre el público) en la Jornada. Será que todavía no hay la suficiente fluidez, permeabilidad, naturalidad… en el partenariado público-privado.

Y sin embargo aunque conseguir fondos Life parece complicado, es estimulante y en cierto modo un buen ejemplo para promover la proactividad del sector privado en la gestión del medio ambiente.

Roles y rangos de los socios de un proyecto Life

Es necesario en este punto transformar la cultura de la administración y del sector privado, superar la mera competitividad capitalista y política (de partidos), que por definición sostienen el desarrollo insostenible. Tanto como es imprescindible involucrar (se puede hacer de varias maneras) a todos los sectores y agentes sociales, económicos, etc. desde el principio de un proyecto, desde la identificación de los problemas y la indagación sobre abordajes y soluciones.

La participación sectorial, social o pública no debe ser exclusivamente finalista, sino que en general ha de contribuir a que el proyecto se construya sobre bases sólidas y de apoyo mutuo entre las partes (corresponsabilidad).

Del mismo modo el partenariado eficiente es aquel en que los distintos socios del proyecto tienen claro su rango dentro del grupo (son autoridades en lo suyo), cuando sus roles están bien definidos y son complementarios, no competitivos, y por tanto las competencias, responsabilidades y tareas están acordadas y claramente establecidas. En este caso es más fácil que todas las partes remen en la misma dirección (la que hayan decidido entre todas).

Una nueva tribu de funcionarios/as

TribuFuncionarias

Se resquebraja el mito: “no todos los funcionarios son iguales”. Pues no, los hay que se complican la vida y acometen los proyectos con ganas, ilusión,  voluntad y ética profesional exultante. Sí, podrían encontrar maneras de escaquearse, y aunque trasladan sus quejas y pesares, sus peticiones de mejora para ganar en eficiencia… también trasladan energía positiva, amor y profesionalidad por lo que hacen.

Es necesario que esta nueva tribu funcionarial impulsen el cambio cultural de la administración hacia un mayor dinamismo, permeabilidad al entorno, exigencia profesional, ética en el deber de gestión de lo público y capacitación para una mayor democracia socioambiental. Y es necesario que el resto de roles de la sociedad les exijamos y les apoyemos en esta transición.

Cuando la conversación es real

Un momento precioso de la jornada, cuando se produce el tan ansiado y necesario debate abierto y espontáneo: fue fugaz, un tiempo menor en comparación a la duración de la jornada, y sin embargo me pareció tan bonito como facilitador de grupos que me emocionó.

Tras la presentación de las experiencias diversos actores mantuvimos un diálogo y debate sobre propuestas de mejora del instrumento Life.

Me pareció algo muy hermoso: una conversación multilateral que ayudaba a conectar las partes, formular peticiones, acercar posturas, descubrir procesos ocultos, identificar mejoras, crear sinergia para provocar mejoras en los procesos, crear vínculos, estimular a los promotores de proyectos por el reconomiento público de sus méritos…

Cosecha llena de vida (full of Life)

O llamémosles “conclusiones” y “reflexiones”:

LifeBlueNatura

1.- Gobernanza: la necesidad de una facilitación de grupos aplicada a los procesos participativos, de calidad (profesionales y herramientas hay) y un enfoque participativo y colaborativo en el trabajo en grupo (entre socios) y con los agentes socio-económicos del territorio.

2.- Colaboración público-privada: con transparencia y democracia, crear nuevos modelos eclécticos que tomen lo mejor de cada casa (de la casa pública y de la casa privada).

3.- Actuar en la raíz, no en las ramas: orientar los proyectos a la sostenibilidad debería atender no sólo a las consecuencias de los problemas sino preferentemente a las raíces de los mismos: las carreteras sonoreductoras están bien, potenciar el transporte público, colectivo y sostenible estaría mejor, es una acción más poderosa para mejorar la calidad de vida.

Jose Luis Gracia Calvo

Administrador Único de Surgencia UpWelling Social

jose@surgencia.net

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s