power_of_place¿Cuándo fue la última vez que estuviste en una reunión o evento y pensaste: “por favor, ¿por qué habrán elegido este lugar para hacer esto?”

A veces no nos damos cuenta de la importancia que tiene el lugar elegido para una reunión de grupo (sea una charla, una asamblea o un congreso) y cómo influye en el estado de ánimo grupal y los procesos que se dan (o deberían darse…).

El lugar elegido tiene un poder que influye en el clima grupal y por tanto, en cómo se desarrollan las relaciones y dinámicas del grupo. Y este poder puede ser positivo, sinérgico (le llamaríamos “magia”) o antagónico (podríamos decir que el lugar está embrujado o embruja al grupo).

De esto va el patrón grupal de esta semana: El poder del lugar.

Cuando hablamos del lugar no es sólo el espacio concreto en el que se produce el encuentro grupal (una sala, un patio…), sino también el lugar geográfico.

Por ejemplo, ¿qué mejor que un espacio natural para trabajar la ecología profunda en la práctica? ¿O una sala diáfana para facilitiar movimientos libres de personas trabajando dinámicas de conexión? ¿O un espacio con grandes ventanales que permitan la entrada de luz natural para un grupo reflexionando sobre sostenibilidad y ahorro energético? ¿O un pueblo para valorar fenómenos de despoblamiento rural? ¿O un lugar de frontera para tratar procesos migratorios…?

Son ejemplos simples y contundentes, en los que sobre todo notaremos las incongruencias cuando “lugar y tema” (resultados esperados), “lugar y proceso” (dinámica de trabajo),  o “lugar y personas” (naturaleza del grupo, características de las personas), no solamente no van de la mano sino que pueden confrontar abiertamente y generar situaciones paradójicas y antieducativas.

Para elegir el lugar (en todas sus dimensiones espaciales, técnicas y éticas) es importante hacerse preguntas teniendo presente el triángulo de la facilitación ya esbozado en el párrafo previo:

  • Lugar y resultados: ¿es acorde el lugar con los temas que vamos a tocar y los resultados que se espera conseguir…? ¿El lugar facilita o dificulta la asistencia y participación? ¿Es accesible -para distintas opciones de movilidad- y cercano?
  • Lugar y procesos: ¿contamos con las facilidades necesarias para el tipo de trabajo grupal y dinámicas que hemos diseñado? Esto incluye distintos ambientes (interior y exterior), servicios (WC, descansos, alojamiento, almuerzos, salas…); características de los espacios de encuentro y trabajo (practicabilidad de jardines y patios, tamaño de las salas, recursos disponibles -mesas, sillas, esterillas, pizarras, paredes diáfanas, iluminación natural, insonorización…-).
  • Lugar y personas: ¿es percibido el lugar como un elemento sinérgico, neutro o antagónico con el encuentro que tendrá lugar? Por ejemplo, ¿se reuniría una convención ecologista en un hotel caribeño de una cadena multinacional extranjera?

El lugar ha de ser significativo y relevante, ofrecer un ambiente y recursos que propicien la conexión del grupo con su objetivo, el tema a tratar y la propia naturaleza de dicho grupo.

Cuando pensemos en el lugar hagámoslo a distintas escalas geográficas, desde la región mundial, hasta la ciudad, el edificio y las salas y espacios concretos que usaremos para trabajar, alojarnos, alimentarnos… convivir… durante el tiempo que dure el encuentro del grupo.

Si las condiciones no son las ideales, siempre podremos tener en cuenta el cuidado en que el espacio sea lo más acogedor, empático, útil y usable para el grupo mientras dure el encuentro, buscando un equilibrio entre ética (funcionalidad) y estética (aspecto, belleza).

Finalmente, no olvidemos dejar el lugar mejor que cómo nos lo encontramos (filosofía Dragon Dreaming), como una forma de agradecer al lugar y a los anfitriones su disposición y entrega.

presuppartBollullos

Un ejemplo de aplicación práctica de este patrón: esta semana precisamente celebramos las Jornadas Técnicas de Coordinación en las provincias de Sevilla y Huelva del programa Recapacicla Mayores (Andalucía Occidental). Hemos elegido como sedes sendos Centros de mayores, que son las estructuras organizativas a través de las cuales se canaliza la participación en el programa. Normalmente las sedes eran las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales (sitas en capitales de provincia).

Pretendemos con ello varias cosas (INTENCIÓN):

  • Involucrar y dar más protagonismo a los centros participantes (siendo uno de ellos la sede de la Jornada).
  • Elegir emplazamientos que minimicen los desplazamientos en transporte público o privado de las personas que tienen que asistir.
  • Acercar al territorio el Programa/Institución (en vez de “acercar el territorio a la Institución/Programa”), es el “programa” el que hace un mayor esfuerzo de desplazamiento.

Visita nuestro canal de Youtube para ver videos sobre éste y otros temas de interés.

¿Nos das algunos buenos ejemplos de usos de este patrón?

¿Compartes alguna mala praxis en relación con el poder del lugar?

¡Gracias!

+ sobre patrones grupales:

  • El poder del lugar 2 (se publicará el 23 de abril de 2019) en el blog y Youtube.
  • cada 4 días en 2019 en este blog (etiqueta “patrones grupales”, “group works”)
  • cada 4 días en 2019 en nuestro canal de Youtube
  • Sitio web del proyecto original sobre patrones grupales http://patronesgrupales.org

Y recuerda 🙂 :

Donde hay patrón no manda marinero, pero con estos “patrones” toda la marinería será capaz de gobernar exitosamente el barco.

faenar con arte fontanero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s