go_metaA veces es bueno cambiar de enfoque para pasar a una lente más amplia: de la táctica a la estratregia, de la planificación anual a un horizonte a diez años vista, o de los contenidos a la reflexión sobre el proceso. 

Si el nivel actual de enfoque parece inadecuado, considera cambiarlo por uno más amplio.

Este patrón grupal no te habla sólo de ampliar racionalmente el horizonte de análisis (espacial, temporal, social…) -conectado con el propósito grupal con compromiso-, sino de ampliar el campo de percepción, auto-aprendizaje y conciencia del grupo ¡Casi nada!

La primera dimensión es la más fácil de entender (y aún así es deficitaria en muchas ocasiones en los grupos y proyectos grupales). A mi entender tiene que ver con todo lo que podemos asociar con la planificación estratégica, el coaching, la revisión de resultados a partir de indicadores… La gestión de proyectos y equipos en definitva, en un marco temporal que ayude a trazar rumbos flexibles, adaptativos, resilientes… a medio y largo plazo, enfocados hacia metas significativas que responden a problemas o necesidades pertinentes. Esto ya es mucho para un grupo, y sin embargo ¡no es suficiente!

Es en la segunda dimensión de este patrón desde la que podemos dar el salto cuántico, el avance cualitativo en la madurez grupal.

El salto que nos permite potenciar realmente el impacto positivo de este patrón en el grupo y sus proyectos.

Es lo que yo llamo meta-aprendizaje, que aquí podría ser el meta trabajo de grupo.

En el mundo del coaching Raimón Samsó lo llama supercoaching, donde super = meta. O sea, no super de gran tamaño o poder (como Superman), sino en  su raíz griega de “lo que está por encima de”.

El grupo está trabajando un determinado objetivo y tema (a lo que el patrón alude como contenido). Sin embargo si analizamos el propio proceso del grupo (meta-aprendizaje) podemos ver que el grupo, más allá de este objetivo/tema concreto, está aprendiendo otras cosas, propias de cómo establece su propia dinámica grupal. Está construyendo por ejemplo cultura grupal sólida, está forjando valores y visión del mundo.

Un par de casos servirán para ilustrar esto. ¡Ambos los he vivido en primera persona! 😉

  • Caso 1: mi hijo de 2 años quiere ver sus cacas en el pañal cuando se lo estoy cambiando. Yo tengo mucha prisa en ese momento y lo que quiero es acabar y ponerme a otra cosa (táctica; solución a corto plazo: pañal cambiado, niño aseado). Inconscientemente aplico el patrón en la relación con mi hijo (este peculiar grupo de 2 personas), motivado por mi propósito de crianza (compromiso, intención) y con mi visión de la vida (valores y estrategia). Cambio de enfoque a uno más amplio: aprendizaje para toda la vida, relación padre-hijo para toda la vida. Sin dudarlo abro el pañal relajadamente y se lo muestro. Le digo “mira, no hay caca. Tú dices que tienes caca pero yo no la veo, sólo hay pipí.” Se queda sorprendido y relajado. Cerramos el pañal y tan pancho, me deja ir a atender mi otra prioridad en este momento. Mi hijo aprende así no sólo si sus percepciones sensoriales y las mías son más o menos afinadas (contenido, tácticas), sino que desarrolla confianza en sí mismo (puedo pedir cosas a otra persona) y en mí (puedo pedir cosas a papá y él responde). Al dar espacio al meta-aprendizaje en el proceso, se forja una relación estratégica entre él y yo basada en la confianza mutua, en la cooperación… que de mantenerse con firmeza por mi parte, define un tipo de relación para toda la vida. Y un tipo de persona con la autoestima precisa para tener un carácter constructivo y equilibrado. ¡Casi nada otra vez…!

ampliarcampo

  • Caso 2: grupos de mujeres empresarias que trabajan a favor de los derechos y oportunidades de mujeres empresarias y empresas lideradas por mujeres. He observado que en ocasiones se dan las mismas dinámicas machistas que en los grupos de hombres empresarios y empresas lideradas por hombres no sensibles a las cuestiones de género. Es decir, el grupo está trabajando concretamente los derechos y la equidad entre mujeres y hombres, y salvo que se paren a analizar las dinámicas y formas de actuar (o sea, salvo que amplíen el campo), no se van a dar cuenta de que repiten los mismos patrones de género injustos, insensibles e incluso violentos. El meta-análisis y consiguiente meta-aprendizaje es lo que permitiría encontrar maneras ecofeministas de gestionar las organizaciones de mujeres empresarias. (Maneras ecofeministas que por cierto son fundamentales para todas las empresas y las organizaciones empresariales -tengan cuerpo de mujer o de hombre quienes las lideren e integren-).

En facilitación usamos una pregunta típica cuando queremos que un grupo de ese salto de alcance, que amplíe el campo hacia el meta-aprendizaje, especialmente en situaciones que el facilitador percibe de caos (mucha energía, mucha información… que ordenada ayuda a aprender):

¿Qué está pasando?

Entonces somos capaces de cambiar el foco del trabajo grupal, de los contenidos nos vamos a los procesos, y es el propio grupo el que, con la ayuda del facilitador/a, describe, interpreta, descubre, desvela… y da significado a lo que sucede.

Podemos añadir, en algún momento del meta-análisis, una pregunta que sirva para contrastar con el propósito y compromiso grupales:

¿Nos lleva esto que está pasando a dónde dijimos que queríamos ir?

Vamos consiguiendo así que el grupo incremente el nivel de conciencia sobre su identidad, cultura, dinámicas, limitaciones, relaciones de poder, roles, autosabotajes… y pueda formular pautas de actuación según proceda. ¡Go meta!

 

 

Hoy os cuento estas cosas desde Berrocal (Huelva), donde me he venido a preparar un taller para la VIII Convivencia Rural que tendrá lugar entre el 11 y el 13 de abril de 2019.

Y como ha venido a reinterpretar Juanjo Téllez citando a Umberto Eco, en la clasura de la III Feria del Libro de Aracena, no es suficiente con los audiovisuales, los seres humanos necesitamos leer (que es donde se pueden dar frases yuxtapuestas) para pensar y tener espíritu crítico. Por lo que, en virtud de la parte de verdad que hay en ello, te invito a leer el artículo completo 🙂 no sólo verte mis videos. 😉

+ sobre patrones grupales:

Y recuerda 🙂 :

Donde hay patrón no manda marinero, pero con estos “patrones” toda la marinería será capaz de gobernar exitosamente el barco.

faenar con arte fontanero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s