shared_leadershipRotad el rol de facilitador. Turnaros en tomar notas.

Dejad que una voz marginal sea protagonista.

Compartir la responsabilidad incrementa la participación y el compromiso, aprovecha los talentos de todos los miembros del grupo, y conduce a mejores resultados.

Favorece la equidad y el empoderamiento compartiendo el poder, las habilidades y el cuidado colectivo por el todo. 

Compartir roles y liderazgo podría ser parte de la cultura grupal, estar en el ADN de la organización.

Esto haría que la pertenencia (membresía) y el trabajo grupal fueran más relajados, gratificantes, diversos, sorprendentes, desafiantes…Y la vida no está ni para sufrir ni para aburrirse, ¿o no? 😉

Cierto que cuando eres cabeza de pelotón, o ave líder, te cansas más que el resto y todo el viento te da de cara. ¡Pero tú tienes fuerza para afrontarlo! !Y queda tan chulo ser el líder!

Pero como ya sabemos, aunque tenemos superpoderes no somos superhéroes de tebeos, sino héroes de grupo de la vida real, y necesitamos darnos el relevo, ceder espacios y dejar que otras personas pongan también su parte y arrimen el hombro, asuman responsabilidades, empleen tiempo, energía, neuronas, corazó… en servicio del grupo.

Queremos relevo generacional, o compromiso de participación, y sin embargo a veces nos aferramos a una posición de poder en el grupo y no nos echan ni con agua caliente.

O nos acostumbramos a alternar en los distintos roles, funciones, posiciones… o estancaremos nuestra vida dentro del grupo, la de las demás, y la del propio grupo… Y no queremos eso, ¿o sí?

¡Ojo!

Cuidad el cómo:

a) que todo el mundo tenga claro qué supone asumir cada rol, para hacer el mejor uso de él. Y qué no se debe permitir desde cada rol.

b) Hacedlo de forma planificada o intencional, es decir, tomando conciencia del valor y el sentido de hacerlo, marcando los momentos (cronograma) y los lugares (grupos, espacios de trabajo). No esperéis a que estalle un conflicto para soltar patatas calientes (los roles son muy patateros a veces), cuando no sepáis qué hacer con ellas o se os estén quemando hasta las pestañas.

c) Y una vez en ello, confiad en vosotras mismas, sed pacientes, generosas, acogedoras, empáticas… Se trata de aprovechar el poder de cada persona del grupo, y a veces ese poder hay que pulirlo, cosechando a medio plazo, asegurando la sostenibilidad del grupo.

Este patrón grupal de la familia de Modelar se explica perfectamente por sí solo. Creo que queda tan claro el porqué del mismo y los beneficios que aporta que apenas me queda ya compartir algunas sugerencias y trucos de aplicación. ¡Vamos con ello!

  • En las reuniones: rotad los roles de llevanza de la reunión (facilitador/a, guardían del turno de palabra, guardián del tiempo, guardían de la memoria -acta-, guardián de las emociones…). Rotad convenientemente estos roles crea una cultura de participación efectiva en las reuniones a medio plazo, y permite descansar a corto plazo (no tener siempre el mismo rol).
  • Facilitación: si podéis recurrir a alguien externo suele ser muy útil. El grupo se relaja y enfoca en sus otros roles, y la facilitadora externa asume el coste energético del proceso. Si tiene que facilitar alguien de dentro, lo mejor es que os forméis en facilitación, al menos en conocimientos y habilidades básicas, y que entrenéis mucho todos los roles de llevanza de reuniones que he citado antes, que ayudan a hacerse con el rol de facilitador (sirven de entrenamiento).
  • En los trabajos en equipo: usad las comisiones Dragon Dreaming para organizaros (cuidado del espacio, cuidado de las personas, comunicación, celebración…) y los roles de acción (rol de líder, rol de maestría, rol de aprendiz entusiasta).
  • En gobernanza: ensayad fórmulas de sociocracia o inspiradas en ella, delegando tareas en personas y equipos y tomando las decisiones en base al consentimiento.

Jabugo, tierra que evoca dehesas y cerdos ibéricos. Andaba hoy por aquí indagando con un grupo de personas mayores qué tiene que ver el dinero (tener o no tener, he ahí la cuestión -una de ellas…-) con el medio ambiente, y he aprovcechado para grabar este video desde este rinconcito serrano. Yo al menos es decir o escribir Jabugo y la boca se me hace agua… ¿Por qué será? 😉

+ sobre patrones grupales:

Y recuerda 🙂 :

Donde hay patrón no manda marinero, pero con estos “patrones” toda la marinería será capaz de gobernar exitosamente el barco.

faenar con arte fontanero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s