feedback

El feed back consiste en dar y recibir información de diversas maneras, con el fin de lograr una mejor adaptación y aprendizaje, tanto de las personas individualmente como del grupo en su conjunto.

El feed back nos permite saber lo que está funcionando bien y lo que no, ayudándonos a permanecer en la senda de alcanzar nuestras metas.

UN FARO PARA GUIAR EL RUMBO

El proceso del feed back en un grupo se parece a la comunicación que se establece entre un faro y los barcos que navegan por su proximidad en el mar.

El faro emite distintos tipos de señales (hazes luminosos, radar, radio…) para ayudar a la navegación y para evitar accidentes por embarrancamiento. Los barcos reciben o no dichas señales, en función de que estén a su alcance, de que sus equipos sensores y sistemas de navegación estén activos y funcionando correctamente, de que la tripulación esté atenta a recibir e interpretar dichas señales y obrar en consecuencia…

El feed back es el proceso por el cual, la facilitadora de grupos puede acompañar y en su caso reconducir el trabajo grupal para, con el rumbo en los resultados esperados (objetivos) basándose en las señales (información) que emite el propio grupo durante el proceso.

He aquí la grandeza del feed back, las decisiones sobre como facilitar el trabajo grupal se toman con información de primera mano emitida por el propio grupo, en un ejemplo de emergencia de sabiduría grupal co-creada.

Es como si el barco cambiara o no de rumbo (para evitar naufragar en la costa por ejemplo), a partir de un input recibido desde el faro, en función de su posición, rumbo, velocidad…

EL FACILITADOR COMO FARO

Nuestra labor y nuestra oportunidad como facilitadores es comunicarnos con el grupo por distintos canales y procesar las posibles respuestas.

Gestionar el proceso de feed back nos invita a:

  1. Pedir feed back intencionalmente, preguntando, consultando… explícitamente al grupo.
  2. Detectar el feed back que surge a partir de lo que está sucediendo en el trabajo grupal (clima grupal, lenguaje corporal, reagrupamiento de las personas, silencios, lenguaje verbal, paraverbal y no verbal…)

Como facilitadores, prestar atención al feed back nos permite contar con información imprescindible para acompañar al grupo.

Poner dicha información al servicio del grupo puede ayudar a aumentar la toma de conciencia sobre los avances individuales y grupales, la deriva de las cosas, los resultados que se van alcanzando, las nuevas dificultades que se detectan…

Nos ayudará enormemente a gestionar adecuadamente el feed back aplicar estos otros patrones grupales:

+ sobre patrones grupales:

Y recuerda 🙂 :

Donde hay patrón no manda marinero, pero con estos “patrones” toda la marinería será capaz de gobernar exitosamente el barco.

faenar con arte fontanero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s