silenceLas pausas entre las notas hacen la música. Daos un respiro para conectar con vosotras mismas o con el grupo. Invita al Silencio para dar lentitud al proceso, crear espacios de preguntas, de transición, o simplemente para poder profundizar en algo.

The rests between notes make the music. Take a quiet moment to tune into yourself or the group. Invite Silence to slow the process, make space for questions, transition, or simply deepen.

Este es un patrón grupal de la familia , por tanto orientado a Confiar y aceptar todo lo que pasa con un espíritu de dejar ir y dejar venir. Incluye el misterio, la sinergia y la magia inefable y compleja de la emergencia.
Puedes invitarla, pero no puedes controlarla. Se siente como un profundo sentido de conexión, no solo con los participantes y con el propósito del trabajo, sino también con todo el universo (www.patronesgrupales.org).

EL SILENCIO ES PARTE DE LA CREACIÓN

Para ser efectivo un grupo no necesita estar todo el tiempo en conversaciones, discusiones, reflexiones, interacciones… de alto nivel energético.

Es oportuno intercalar, convenientemente, momentos de ralentización, pausa e incluso máxima quietud, que permitan canalizar la energía creativa del grupo y sus integrantes hacia niveles profundos de conciencia y vías de indagación sutiles, intuitivas, espirituales…

El silencio puede ayudar a relajar un clima grupal estresado o poner orden en un momento de caos. También puede servir para dar luz a situaciones inciertas.

Sin embargo el silencio, en mi experiencia, es difícil de conseguir y a veces incluso es rechazado por el grupo (o parte de él). Quizá porque el silencio…

  • equilibra roles (redistribuye el poder);
  • te obliga a sentir, pensar, mirar… hacia adentro;
  • te lleva a otras formas de interacción con el grupo, menos valoradas (la mirada, el tacto…)
  • te enfrenta a tus ruidos mentales (tu escaso silencio interior) incómodos y que te gustaría ocultar a los demás;
  • hace que emerjan en tu cuerpo -o sean más perceptibles- señales que no puedes controlar y que comunican cosas de tu clima interior, tu estado emocional y tus pensamientos (respiración, gestos, postura corporal, sudor, acaloramiento, coloración de la piel, olores corporales…).

PEDIR SILENCIO EN SILENCIO

Me encanta pedir silencio en silencio, para modelar (dar ejemplo) y dar valor al silencio como parte de los posibles estados de trabajo e interacción grupales.

Mis dos maneras favoritas para hacerlo:

  1. Signo de silencio: alzo una mano y con la otra me tapo la boca. Cualquier persona que ve este signo lo repite y así somos capaces de pedir silencio en silencio en un grupo realmente grande. Esta pauta ha sido previamente informada y consensuada con el grupo. Este signo se puede usar en mita de una reunión, discusión, asamblea… para poner un poco de orden y calma. Ojo: este signo es distinto del (en Occidente) muy extendido de colocar verticalmente un dedo índice ante la boca, que puede ser percibido como un signo imperativo, poco amable.
  2. Callar y esperar. Este es sin duda mi gran favorito. Cuando quiero silencio, facilitando un grupo, a veces simplemente me quedo en silencio y espero a que llegue. A veces pasan minutos. Es muy poderoso porque el grupo mismo es el que poco a poco, persona a persona, descubre que se pide y se necesita silencio para poder seguir trabajando. Procuro usar esta manera como transición entre fases del trabajo grupal.

SILENCIO PARA PROFUNDIZAR Y CONECTAR

A veces recurrimos al silencio para que un resultado, aprendizaje, descubrimiento, suceso… cale hondo en la mente grupal y en las de cada persona del grupo. En estos casos suelo pedir al grupo parar, relajarnos en nuestros sitios y respirar en silencio, permitiendo que el nuevo aprendizaje cale y se integre.

En otras ocasiones el silencio, a través de la meditación, una visualización, un pina karri, algo de yoga o tai chi… nos ayudan a indagar interiormente y movilizar nuestra sabiduría profunda para que despúes, en algún tipo de dinámica grupal, ayude a cuajar propuestas y conversaciones fructíferas.

No olvidéis suscribiros al canal de Youtube para seguir aprendiendo a mejorar los trabajos de grupo (será un feed back muy motivador para mí) y comentar en el blog para aumentar nuestro potencial de aprendizaje!! 😉

Video grabado en la costa del Campo de la Rata (cerca de la Torre de Hércules), en A Coruña (Galiza).

 

+ sobre patrones grupales:

Y recuerda 🙂 :

Donde hay patrón no manda marinero, pero con estos “patrones” toda la marinería será capaz de gobernar exitosamente el barco.

faenar con arte fontanero

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s